Estás aquí

10 formas efectivas de mantener motivado a tu personal

 
Aun dentro de las empresas más reconocidas, de repente, el trabajo puede volverse muy estresante o incluso aburrido. A continuación enumeramos diez maneras comprobadas de mantener motivado a tu equipo.
  • El poder de la pizza. Salir a almorzar con tu equipo es una gran manera de levantar la moral y de conocer mejor la dinámica del grupo. Para dar al personal algo qué esperar con ilusión, tal como una “salidita”, esta se debe planear al menos con una semana de anticipación.
     
  • Reconocimiento público. Sé efusivo al reconocer los esfuerzos de tu personal. A todos nos gusta que nos feliciten cuando hacemos un buen trabajo, y tomarse el tiempo de agradecer sinceramente a un miembro del personal frente a sus colegas, aumentará su autoestima.
     
  • Una cerveza siempre alegra. No por nada una bebida después del trabajo es la manera tradicional de establecer un vínculo entre los integrantes de tu equipo. No obstante, existen muchas maneras en que los compañeros de trabajo pueden divertirse que no involucran beber grandes cantidades de alcohol; por ejemplo, un “día fuera de la oficina” para ir a jugar “paintball” (gotcha) o boliche. Ahora, si has de beber, no te embriagues frente a tu equipo; es poco profesional.
     
  • Capacita a todos por el precio de uno. Brindar a los colaboradores la oportunidad de asistir a un curso de capacitación externo es una gran manera de estimularlos y al mismo tiempo demuestra que estás dispuesto a invertir en su desarrollo. Después de que hayan tomado el curso, aliéntalos a compartir lo que aprendieron con el resto del equipo.
     
  • Un poco de diversión en viernes por la tarde. El empleo no tiene que sentirse como una obligación todo el tiempo, y todo equipo que trabaja arduamente necesita un poco de descanso. Una vez al mes, un viernes por la tarde siempre se presta para hacer algo diferente que mantenga motivados a los colaboradores durante el siguiente mes. Otorgar premios que combinen el humor con el reconocimiento público funciona bastante bien. Por ejemplo, podría otorgarse un premio de la siguiente manera: “Por lidiar con el cliente más agresivo de la semana, te regalamos estos tapones para los oídos hechos a la medida”. 
     
  • Más responsabilidades. Aprende a reconocer cuando un miembro de tu equipo desea y está listo para tener más responsabilidades. Las personas inteligentes a menudo ansían oportunidades de desarrollo, al deducir que las nuevas habilidades que adquieran las ayudarán a mantenerse en el mercado.
     
  • Título del puesto. No cuesta nada mejorar el título del puesto de un colaborador, pero puede significar mucho para este personalmente e influir en la manera en que lo perciben en la oficina.
     
  • Demuestra integridad todos los días. Nada destruye la moral y la cohesión de un equipo más rápidamente que un jefe en el que nadie confía; en especial uno que se dedica a confrontar a un miembro del equipo con otro. Debes estar preparado para demostrar integridad y defender a tu personal en todo momento.
     
  • Sé flexible y benévolo. A veces, es posible que los miembros del personal deban solicitar algún permiso para ausentarse de manera imprevista. Intenta ser benévolo y condescendiente en cuanto a dichas solicitudes. A cambio, el personal a menudo se esforzará aún más en compensar el tiempo perdido. Ciertamente, cuando estamos contentos somos más productivos.
     
  • Objetivos claros para una carrera profesional gratificante. Las personas necesitan tener objetivos claros a corto y mediano plazo en el trabajo. Haz tu mejor esfuerzo por proporcionar esos objetivos y para guiar a las personas para cumplirlos.