Estás aquí

Consejos para hacer una oferta laboral

Una vez que has seleccionado al candidato más idóneo para un empleo, falta que el empleador dé el paso crucial como parte del proceso de contratación: la oferta laboral.

Seguramente estarás encantado con la posibilidad de elegir de una lista al mejor de los candidatos idóneos, pero ahora todo depende de cómo definas las condiciones laborales de tu nuevo colaborador.

La oferta de trabajo es un incentivo final del empleador cuando se trata de atraer talento a la empresa y, como tal, todo depende de entenderla bien desde el principio.

La oferta

Con 40 años de experiencia en reclutamiento, nuestros asesores especializados pueden ayudarte durante todo el proceso de contratación: desde redactar una descripción del puesto hasta cerrar el trato con tu candidato preferido.

Es fundamental que una vez que el candidato haya aceptado un empleo por teléfono o correo electrónico se le informe de inmediato, mediante una carta formal, con todos los términos adscritos al cargo.

La oferta de trabajo debe proporcionar a tu candidato toda la información necesaria para que tome la decisión correcta de unirse a tu empresa. Una oferta laboral formal debe incluir:

  • El nombre del nuevo colaborador
  • El título completo del empleo
  • El sueldo ofrecido
  • La fecha de inicio del empleo
  • Términos y condiciones (contrato, temporal o permanente) en los cuales se ofrece el empleo
  • Beneficios y otras compensaciones
  • Condiciones del periodo de prueba adscrito
  • Solicitud de la documentación pertinente con respecto al derecho de un candidato de trabajar en el Reino Unido
  • Condiciones adicionales, como certificado de no antecedentes penales, que pueden exigirse para ocupar el rol

Cierre del trato

Lo ideal es que una oferta laboral finalizada describa exactamente lo que un candidato recibirá y lo que se espera de él una vez que asuma su cargo. También es importante que una oferta laboral corresponda con las motivaciones y aspiraciones de un candidato, de manera que sienta que puede ser idóneo para su nuevo cargo y avanzar en él.

Una vez realizada una oferta laboral, es importante comprender que la decisión recae principalmente en el candidato y que este puede querer negociar ciertos aspectos de la oferta o hablar sobre la inclusión de incentivos o condiciones adicionales.

Al ser la negociación una responsabilidad recíproca, si el empleador ha definido y descrito con claridad (para sí mismo y el candidato) qué lugar ocupa el cargo dentro de la empresa y lo que puede ofrecer a un candidato mediante una compensación y beneficios, no tendrá problemas en ultimar correcciones o inclusiones menores, convenientes para ambas partes, y cerrar el trato.

Sí te interesa conocer más sobre consejos para la selección y atracción de talento ingresa a nuestro centro de clientes