Estás aquí

La importancia de las buenas relaciones en el entorno laboral

¿Te imaginas tener en tu empresa un Gerente de Felicidad cuyo cometido fuera cuidarte y mimarte? ¿Te gustaría poder coger horas libres durante la jornada laboral para hacer todas esas actividades que más te gusten? ¿o incluso tener días ilimitados de descanso? Pues éstas son solo algunas de las iniciativas que han puesto en marcha empresas como: Linkedin, Patagonia o Las Páez para asegurar el bienestar de sus trabajadores, conscientes de que un equipo feliz hace una empresa eficaz.

Lamentablemente, esto no ocurre en todas las compañías ya que depende del estilo de dirección de la misma, pero sí que hay cosas que están en nuestra mano para mejorar el tiempo que pasamos en el trabajo y poder disfrutar más en él. Y en esta línea, uno de los aspectos más importantes para generar un ambiente positivo es el establecimiento de relaciones sociales con nuestros compañeros.  

Debemos tener en cuenta que con ellos compartimos: espacio, proyectos y preocupaciones durante horas y horas; y por ello, es muy importante construir un entorno agradable donde poder estar a gusto. Los resultados no solo serán positivos para ti: tanto tus compañeros como la empresa en general se beneficiarán de que te sientas cómodo y unido al equipo.

Normalmente, las compañías suelen fomentar este tipo de relaciones llevando a cabo actividades colaborativas como el teambuilding, pero es importante que el fortalecimiento de las relaciones se produzcan cotidianamente y de manera natural, no solo a través de eventos puntuales llevados a cabo por la empresa.

Para indagar en esta realidad, Michael Page en Europa, llevó a cabo una encuesta el pasado mes de junio donde entrevistó a 640 profesionales. Su objetivo era averiguar cómo diferentes sectores de la población se relacionan con sus compañeros de trabajo. A través de este análisis se desprenden conclusiones muy interesantes que demuestran que lo privado y lo personal se mezclan cada vez más y siempre, con resultados tremendamente positivos.

Relaciones profundas entre los empleados.

Según este estudio cada vez se construyen más relaciones importantes entre los coworkers. Actualmente, en España el 63% de los empleados mantienen el contacto con sus compañeros fuera del entorno laboral. Además, un 50% no lo hace por temas relacionados con el trabajo. Más allá de esto, un 39% realizan juntos actividades de ocio después del trabajo y el 17% queda durante el fin de semana. Es más: ¡el 11% afirmaron irse de vacaciones con sus compañeros!

Por otro lado, y aunque las estructuras de trabajo tienden cada vez más a la horizontalidad, la distancia entre empleados y jefes, y viceversa, sigue siendo considerable. Por ejemplo, el 36% de los trabajadores afirman tener contacto con su gerente directo fuera del horario laboral, y solo el 18% diría tener amistad con su jefe. Parece que por mucho que se fomenten los espacios colaborativos y el trabajo en común para que los equipos se complementen entre sí, aún se aprecian algunas barreras.

Cuestión de edad

Está claro que la edad, las obligaciones familiares o las responsabilidades en el trabajo son factores que influyen para intimar con los compañeros o preferir pasar tiempo con otras personas. Así, el 35% de las personas mayores de 35 años dedica tiempo de ocio después del trabajo a sus compañeros y en cambio, un 54% de los menores de esta edad prefieren invertirlo ese tiempo con otros amigos.

Consecuencias positivas

No cabe duda de que un buen ambiente en el espacio de trabajo fomenta la productividad de los trabajadores. De hecho, el 93% de los entrevistados consideraron que una buena relación con los compañeros y con el jefe mejora el rendimiento. Está claro que el bienestar y la satisfacción del empleado son los verdaderos motores del trabajo eficaz.

Realmente estos datos no son una novedad y las compañías son conscientes de ello desde hace tiempo. A esta lógica responden los eventos internos que cada vez toman mayor relieve como: fiestas de Navidad, fiestas de cumpleaños, excursiones u otras actividades que fomenten el teambuilding. De hecho, el 30% de los encuestados comentó que aprovechaba esos eventos para presentar incluso a sus familiares a sus compañeros. Porque ¿quién sabe? hay amigos que duran para toda la vida.