Si alguna vez te has buscado en Google, puedes entender a lo que nos referimos cuándo hablamos que tienes una presencia en línea (a menos que estés completamente ajeno al internet). Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn - estas redes en conjunto forman un rápido perfil en línea que da prácticamente a cualquier persona una instantánea idea de cómo eres en la web.

¿Cómo manejar tu reputación online? ¿Se puede controlar la cantidad de información que se pública por ahí?

Como colaborador o candidato potencial, vale la pena pensar en las implicaciones de la configuración de tu perfil en las redes sociales. Algunas personas pueden optar por dejar de usar sitios de redes sociales; para otros, tomando en cuenta algunos consejos pueden administrar su información en línea:

1. Comprueba la configuración de privacidad

La principal regla de oro, que regularmente olvidan. Todos los días se realizan cambios y se crean nuevas características para Facebook y es importante asegurarse de que la configuración de uso compartido se mantenga actualizada hasta la fecha.  Al mismo tiempo revisar las demás redes sociales que estés utilizando, como Twitter, LinkedIn, blogs personales.

2. Piensa antes de publicar

Y en lo que publican tus amigos - no se trata sólo de la limpieza de la secuencia de fotos de imágenes potencialmente incriminatorias, es pensar en toda tu presencia en línea. Cada vez más empleadores potenciales están buscando en Google candidatos potenciales. Esto no es sólo para desenterrar la suciedad, sino para evaluar qué tipo de persona eres y no sólo quedarse con quien dices ser en tus entrevistas. Una cuenta de Twitter con una avalancha de mensajes #FAIL puede hacerte salir como particularmente negativo o un montón de comentarios lascivos de tus amigos, que han dejado en tu muro podrían plantear preguntas sobre con quién decides asociarte.

 3. Construye tu perfil en línea y red profesional

También puedes construir paso a paso y desarrollar tu perfil en línea profesional. "Me gusta" y unirse a los grupos profesionales que están relacionadas con tu sector o comienza un blog personal / profesional para establecer tu experiencia en tu campo. Utiliza tus redes para contribuir o se invitado de algún blog de otro canal relevante - que va a poner tu nombre por ahí y contribuirá para la construcción de tu marca personal.

En caso de Facebook agrego a mi jefe?

Parece inevitable - si cambias de trabajo con frecuencia o permaneces en una empresa durante varios años, con el tiempo es posible que te enfrentes a la cuestión.

Por supuesto, hay algunas ventajas inmediatas con ser amigo de tu jefe, sin duda desde la perspectiva de la creación de relaciones laborales. Dependiendo del tipo de jefe que tengas, las conexiones de Facebook pueden ser simplemente una parte de la cultura del lugar de trabajo,  y que este en la línea de tragos después del trabajo o del equipo de café para tener un catch up. Sin embargo, para la cultura de lugares de trabajo más conservadores, las implicaciones de ser amigos en Facebook con tu jefe podría ser diferente, especialmente cuando se trata de la alta dirección. Para las nuevas contrataciones, vale la pena esperar un tiempo para evaluar lo que es apropiado antes de iniciar el envío de dichas solicitudes.

 Recuerda que incluso si son amigos, no reales de Facebook con su jefe, eso no quiere decir que no van a estar al tanto de lo que compartes en línea - los compañeros de trabajo y amigos en común puede ser una fuente potencial de información compartida, útil o de lo contrario. Lo mejor antes de publicar es pensar,  si no quieres que tu jefe lo vea, tal vez lo mejor es mantenerlo fuera de la vista del público.

Disponible en Google Play Consíguelo en el App Store