Este foro nace de la necesidad que tenemos las empresas de enfrentar de la mejor forma posible una crisis que ha llegado sin ningún precedente. Agradecemos la participación de Raúl Argüelles y João Nunes quienes guiaron esta conversación compartiéndonos sus mejores reflexiones con respecto al manejo de la crisis en el contexto actual de COVID 19.

Uno de los factores más importantes es la confianza, desarrollarla tanto interna como externamente, es decir, hacia dentro de la compañía con tus empleados, como hacia afuera con los clientes, utilizando a la tecnología como un gran aliado en la simplificación de procesos, rompiendo el paradigma de la deficiencia del trabajo a distancia. Uno de los retos más importantes que hemos enfrentado a lo largo de estas semanas es la de crear y mantener conexiones con nuestros equipos y con nuestros clientes, incrementar su presencia y mantener el propósito dentro de nuestro propio ecosistema. Sólo así, lograremos evolucionar a nuestras compañías.

¿Cómo retener el valor que como compañías hemos creado? A través de estos 3 grandes pilares:

  1. Liderazgo a través de la crisis

¿Cómo liderar a través de la crisis y al regreso a la normalidad? No hay un “handbook” del cual tomar recetas de comportamiento, cada crisis es diferente y debemos aprender a enfrentarla.

¿Cómo controlar la presión financiera que los inversionistas ejercen sobre los líderes de las empresas? ¿Cómo preparar a las organizaciones actuales para lo que será “The New Normal”?

Antes que nada, apostando por la humanidad... Por la gente, pues son ellos quienes hacen la diferencia en una empresa. Segundo, comprendiendo la gran importancia de dar a conocer el significado de la palabra confianza, confianza a nuestros colaboradores quienes con gran profesionalismo y madurez serán quienes demuestren resultados desde casa. Y tercero, transmitiendo certidumbre, guiando y dando un poco de visión en medio de la niebla, sin olvidar la importancia de ser empáticos con toda nuestra gente en medio de una situación tan crítica como la que estamos viviendo.  

La toma de decisiones y administración de riesgos es nuestro pan de cada día. La información cambia a diario, por lo que tomar una decisión se vuelve mucho más complicado. Hay poca visibilidad y es por eso que es importante replantearse cómo tomar decisiones. ¿Es mejor tomar decisiones o no tomarlas? El factor más importante es priorizar la velocidad y la ejecución, sobre la toma de decisiones en sí. Aprender a delegar, más que enfocarse en tomar la decisión correcta, pero siempre manteniendo un mindset de liderazgo en “tiempo de guerra”.

Otro aspecto clave en el manejo de la crisis es la resiliencia. Mantener la inteligencia emocional en momentos de mucho estrés es esencial para un buen enfrentamiento.  Permitiendo a nuestros colaboradores crecer y comenzando por tener responsabilidad en la toma de decisiones. Es el momento de permitir a los ejecutivos desarrollar sus habilidades y transformarse en líderes. ¿Cómo? Escuchando… Las reuniones de equipo son un buen momento para escuchar, pues lo que antes se buscaba en una reunión como la eficiencia y la toma decisiones, hoy en día es un momento importante para mantener la cercanía con nuestros equipos y así conocerlos mejor.

La comunicación con transparencia, y la humildad de reconocer que no siempre se tiene una respuesta son piezas claves para poder escuchar opiniones. Los líderes de hoy deben preocuparse por hacer las preguntas adecuadas, llevándolos a una buena toma de decisión. Asimismo, es importante aceptar la vulnerabilidad que tenemos como líderes, dando a nuestros equipos más que una respuesta, la confianza para que ellos mismos la obtengan.

  1. Transformación Cultural

“La definición de cultura es lo que hacemos cuando nadie nos observa, es decir, no está en el branding de nuestras oficinas, sino en la capacidad de los colaboradores de llevar todo lo que se vive dentro de nuestras organizaciones a casa.”, menciona Argüelles.

Las posiciones de Recursos Humanos han tomado gran relevancia, pues están involucrados en la toma de decisiones buscando siempre el bienestar del empleado. Los líderes deben de tener la capacidad de adaptarse a una nueva realidad, de desaprender y aprender de nuevo adaptándose al nuevo contexto. El líder de Recursos Humanos, junto con el CFO son hoy los dos grandes consejeros del Chief Executive Officer. Por un lado, uno cuidando la salud financiera de la empresa y el otro, hablando con el resto de los miembros del comité directivo para asesor en las decisiones que se tengan que tomar.

  1. Comunica, comunica y vuelve a comunicar…

“Comunica, comunica y vuelve a comunicar.”, es una de las reflexiones que comparte Raúl, quien a lo largo de su experiencia ha comprobado que no existe la sobrecomunicación.  Durante una crisis, lo ideal es comunicar con transparencia, y sin retener ningún tipo de información negativa. Un factor clave para que una empresa logré reinventarse es aceptando su vulnerabilidad como empresa, y admitiendo ante su gente que está pasando por momentos difíciles. Esto, puede sorprender a los líderes, obteniendo como resultado a empleados más comprometidos, motivados y con una gran capacidad de respuesta.

Otro aspecto de relevancia para las empresas actualmente es su reputación. Muchas veces las personas toman la decisión trabajar o no en una organización por su reputación. ¿Cómo cuidarla?  Por un lado, comprendiendo que todo lo que sea pensado para comunicación interna, se debe plantear como posible comunicación externa. La comunicación interna siempre corre el riesgo de salir. Por otro lado, a través de la transparencia, pues cuando un empleado comprende la situación por la que está pasando su empresa, es más probable que se ponga la camiseta y que él mismo se vuelva el mejor vocero que tu empresa pueda tener.  

Colaboración de Raúl Argüelles y João Nunes

Disponible en Google Play Consíguelo en el App Store